Google
 


sábado, enero 09, 2010

Impacto del Viernes Gris (o Rojo)

Ayer el gobierno venezolano anunció la devaluación del bolívar fuerte y en el futuro tendremos tres tipos de cambio uno a 2,6 BsF/$ para Alimentos, Salud y Maquinarias y Equipos; otro a 4,3 BsF/$, llamado dólar petrolero, para el resto de los rubros que se traían por CADIVI y el acostumbrado paralelo, que ayer en VTV llamaron mercado gris (???). Como era de esperarse el anuncio desató nervios, frustración, recuerdos del pasado, y sobre todo una desagradable sensación de incertidumbre. Muchas fueron las preguntas que me llegaron vía Twitter (@HenkelGarcia) y por teléfono móvil y este artículo tiene como objetivo tratar de expresarles mi visión sobre el impacto que implica este Viernes Gris o Rojo como también comienzan a llamarle.

Que significa para el Gobierno

Al devaluar, el ingreso del gobierno aumenta, ya que PDVSA va a poder cambiar los dólares provenientes a la exportación de petróleo a 4,3 BsF/$ y no a 2,15 BsF/$ (el doble) como tenía que hacerlo hasta el día de ayer, no es casualidad el por qué decidieron colocarle el nombre de dólar petrolero. Esto también mejorará los estados financieros de la empresa, ya que sus costos en BsF representarán menos dólares para la empresa y este hecho va a ser determinante para que las nuevas emisiones sean más atractivas para los inversionistas. Las demás empresas de la CVG también agarrarán algo de oxígeno ya que obtendrán más BsF por sus exportaciones, algo que sin duda beneficiará el golpeado flujo de caja producto de exportar a un BsF sobrevaluado. Lo importante es que el gobierno contará de un día para otro con una gran masa de BsF en un año electoral.

Una de las líneas del gobierno en su estrategia comunicacional es vender la idea de que la medida beneficia a los exportadores de productos, pero creo que el impacto en este sector no tendra incidencia por dos razones: uno, esta medida puntual no es suficiente para estimular un aparato productivo golpeado y deteriorado; dos, la tasa de 4,3 BsF/$ me luce que no es suficientemente atractiva para los exportadores privados, toda vez que los precios de muchos de sus insumos y costos aumentaron en mayor proporción que lo que aumentó el tipo de cambio para exportaciones (4,3 BsF/$). Asi que esto es puro "marketing" de una medida impopular.

El aspecto más negativo para el gobierno, es el impacto que tendrá la medida en los precios de los productos. El Ministro Rodríguez Araque estimó que ese impacto estaría alrededor de 3% a 5% adicionales a la estimación inicialmente hecha para 2.010, pero creo que el impacto va a ser mucho mayor. ¿Por qué? Si bien la canasta de productos que se encuentra en la medición del INPC pertenece al nivel de 2,6 BsF/$, la devaluación a ese nivel (2,15 BsF/$ a 2,6 BsF/$) fue de 21%; el gobierno tratará de compensar vía subsidio, pero no veo como ese impacto no esté en el rango entre 7%-10%. Eso implicaría que es posible que veamos una inflación que no baje del 45% (dato reestimado) para fines de 2.010.

Lo que nos afecta a los ciudadanos

Por supuesto que los efectos serán negativos pero quizás no serán tan nefastos como esperan algunos. Es bueno recordar que ya teníamos una devaluación en la práctica, ya que muchos de los productos de la economía se traían a dolar paralelo. Me explico (y esto es un estimado), si el 60% de los productos se traían a 2,15 BsF/$ y el resto de los productos se trajo a permuta a un promedio anual de 5 BsF/$, la tasa efectiva que teníamos en nuestra economía era 3,29 BsF/$. Así que para tener un número riguroso de cuánto fue la devaluación se debería estimar que porcentaje de las importaciones se traerán a 2,6 BsF/$ , a 4,3 BsF/$ y a dólar permuta. Mi estimado inicial y carente de rigurosidad deriva a que ese número correspondiente a tipo de cambio efectivo estaría alrededor de 4,8 BsF/$, eso implicaría una devaluación cercana al 45% (4,8 BsF/$ vs 3,3 BsF). Claro, este número no es para nada halagador, pero está lejos de ser una devaluación de 100% como algunos profetas del desastre se atreverán a asegurar.

Consumidores

Como mencioné anteriormente, habrá un impacto inminente en los precios de muchos productos correspondientes a Alimentos y Salud, por la devaluación de 20% para ese grupo específicamente y eso golpeará aún más a nuestros bolsillos. Lo que corresponde en estos casos es a reevaluar nuestros presupuestos (o a realizarlo si no lo hemos hecho) para así realizar un plan ante esta nueva realidad.

Viajeros

Hoy por Twitter se confirmó que los dólares de viajeros quedarían a 4,3 BsF/$, eso tumbará muchos de los planes que la gente había realizado ya que los costos en esos viajes aumentaron un 100%. Pero debemos estar conscientes que viajar a 2,15 BsF/$ eran viajes subsidiados, y como todo subsidio es insostenible en el tiempo. Igual meparece atractivo viajar a 4,3 BsF/$, ya que siguen estando subsidiados pero en menor proporción.

Importadores

La noticia es muy reciente y hay poca información sobre a lo que importadores se refiere. No se sabe si a estas nuevas tasas el sistema CADIVI-Burocracia de Importacion se flexibilizará, por lo que les aconsejo paciencia y esperar a que más información salga a la opinión pública.

Permuta

Se que a muchos de ustedes este tema les inquieta. Lo que les voy a comentar les va a resultar extraño pero considero que la presión sobre el permuta se dará no por la devaluación per se, sino por la extracción de US$ 7.000 millones del BCV al Fonden. Es probable que en el corto plazo la Liquidez Monetaria ronde los BsF 235.000 y que las Reservas Internacionales queden cerca de los US$ 28.500 millones, lo que dejaría el dólar implícito en 8,25 BsF/$; esa estimación haría que las últimas cotizaciones del permuta sean super atractivos. Es de esperar un mercado muy volatil para los próximos días, pero la intervención del BCV traerá calma al surtir de US$, al mercado así que la recomendación es esperar unos días hasta que la tormenta pase

Medidas Necesarias pero Mal ejecutadas

No quiero terminar sin compartir con ustedes algunas reflexiones. La devaluación era una medida necesaria, tardía pero necesaria. Lo que me preocupa es la implantación de un sistema oficial dual y uno paralelo, es un sistema que falló en el pasado y nada me hace pensar que funcione esta vez. Como he escrito en anteriores oportunidades, en finanzas se conoce La Ley de un sólo Precio, en la que se enuncia que un mismo activo debería tener el mismo precio en distintos mercados y a partir de mañana nosotros tendremos un mismo "activo", el dólar, con tres precios distintos. Es bueno que las autoridades reconozcan que esa situación no es sutentable y reacomoden lo que sea necesario para que la medida no pase de ser algo transitorio. Falta mucho por desarrollar, mucha información por salir así que estaremos pendientes y escribiendo en los días por venir.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente análisis Sr. García. Muy esclarecedor para nosotros, los neófitos en materia económica.

Eduardo dijo...

My buen analisis Henkel !

Anónimo dijo...

Estimado Henkel;

Hago un análisis de la medida, de la forma más imparcial posible en mi blog, échale un vistazo y dame tus comentarios.
http://veneanalisis.blogspot.com


Un saludo
Maneiro