Google
 


lunes, junio 06, 2011

Misión Vivienda: a la caza del voto irracional y emocional

Según observo, el Presidente Chávez opta por conquistar los votos necesarios para su reelección tratando acceder, una vez más, a ese lado irracional y emocional que todos poseemos. El enfoque está dirigido al factor esperanza (muchos ciudadanos piensan que serán favorecidos con la entrega de una vivienda) y también a otro factor que pareciera pasar desapercibido, que es obtener un activo tan importante como la vivienda, de forma gratuita.

En estas semanas estoy leyendo un libro sumamente interesante llamado "Predeciblemente Irracional" de Dan Ariely, que trata sobre ciertas fuerzas poco evidentes que juegan un rol fundamental en nuestras decisiones. En él Ariely destaca la importancia de la palabra Gratis en nuestras vidas, la presencia de esa palabra hace que nos comportemos irracionalmente en nuestra interacción económica cotidiana. Para llegar a esa conclusión el autor realizó varios experimentos, uno de ellos consistía en ofrecerles a escoger a un grupo de personas entre una Trufa de Chocolate Lindt (pieza codiciada y de calidad reconocida internacionalmente) por 14 centavos y un Kiss de Hershey por 1 centavo; en ese escenario la mayoría de las personas optaron por la trufa ya que pensaron que por 13 centavos de diferencia preferían un chocolate de altísima calidad. En un experimento similar, sólo le rebajaron 1 centavo al precio de ambos chocolates, ahora la trufa Lindt costaría 13 centavos y el Kiss de Hershey era gratis, los mismos 13 centavos de diferencia. Adivinen cuál fue la opción preferida por la gente: el Kiss de Hershey. La palabra gratis, esa sensación de obtener cosas sin desembolsar o tener que desprendernos de algo, simplemente nos hace caer en una trampa.

Después de leer la experiencia descrita anteriormente, me llevó a realizar cierto paralelismo con la situación política actual en Venezuela, específicamente con la Misión Venezuela. ¿Qué tan irracional podría ser el voto de los venezolanos ante el ofrecimiento de una vivienda totalmente gratis?. Creo que ese efecto no debe menospreciarse. El gobierno astutamente sabe las teclas emocionales que tienen que tocar, y el utilizar la noción de esperanza es un buen ejemplo de ello, no en vano mucho del discurso actual está elaborado basándose en verbos conjugados en futuro: "haremos", "no fallaremos", "construiremos", "cumpliremos", "elevaremos las producción", etc, etc, etc. Ahora parecieran apostar a la utilización del lado irracional con la gratuidad de las cosas. En fin, así veo parte del juego político de la siguiente forma: esperanza y conexión Líder-Masas concentrados en exaltar el factor emocional, y el ofrecimiento de activos o servicios gratuitos para revolver nuestro lado irracional.

Hay otro aspecto que podría jugar en contra de la campaña del gobierno y tiene que ver con la confianza que la gente tenga en él. Para que lo anteriormente mencionado surta efecto es indispensable que las personas crean y tengan la confianza en que lo ofrecido puede ser cumplido, y es allí donde el juego político se complica, ya que muchas de las personas han perdido buena parte de la confianza que inicialmente depositaron en el actual gobierno. Por ahora es imposible predecir si la estrategia planteada por el gobierno será exitosa, pero lo que sí no resulta difícil predecir es que si las expectativas creadas en estos momentos no son cumplidas en un tiempo razonable, el restante de la confianza y la credibilidad, que todavía tienen buena parte de los ciudadanos, se verá afectada. Creo que en los próximos 1-3 años tendremos un panorama político muy delicado.

1 comentario:

oscarher89 dijo...

excelente post!totalmente de acuerdo